sábado, 24 de diciembre de 2011

O Holy Night


En primer lugar os deseo una Feliz e Inolvidable Navidad. Para los que no lo saben aun, las canciones navideñas me encantan así que hoy hablaré un poco sobre la que más me gusta de todas, en casi todas sus versiones y conocer su historia (yo también la desconocía). "O Holy Night"  también conocida como “Christmas Carol” y originalmente titulada "Cantique de Noel" es uno de los villancicos más conocidos internacionalmente.  La música la compuso en 1847 Adolphe Adam sobre la letra del poema de "Minuit, chrétiens" (Medianoche, cristianos) escrito por Placide Cappeau

                                          Mariah Carey

Unos años más tarde, en 1855, el  predicador John Sullivan Dwight creaba la letra e inglés de lo que hoy conocemos como “O Holy Night”. Tanto la letra en francés como la en inglés, reflejan el nacimiento de Jesús y  la redención de la humanidad. 

                                            Enrico Caruso

Es imposible enumerar todas las versiones que se hicieron de "O Holy Night"  o lo premios que recibió a través del tiempo, pero si quiero recordar algunas, como la primera interpretación, que se gravó en 1918 con la voz del tenorio Enrico Caruso, la cercana versión de Bing Crosby, la cándida de Nat King Cole y la inmejorable de Mariah Carey. Os dejo las ultimas mencionadas, elegir vosotros la que mas os guste.
Informacion recopilada de la Wikipedia en inglés:
Letra traducida por Sheol 13:

                                      Crosby & Cole

Oh sagrada noche

¡Oh sagrada noche! Las estrellas lucen brillantes
Es la noche del nacimiento de nuestro amado Salvador.
El mundo entero estaba en pecado y suspiros erróneos
Hasta que apareció El y el alma sintió que merecía la pena.
En una emoción esperanzadora se regocija el mundo entero.
A lo lejos se rompe una nueva y gloriosa mañana.
¡Caed de rodillas! ¡Escuchad las voces de los ángeles!
¡Oh noche divina, O noche cuando nació Cristo!
¡Oh noche divina, oh noche, oh noche divina!
Dirigidos por la luz de la fe con serenidad radiante,
Con el corazón resplandeciente nos paramos cerca de su cuna.
Y así guiados por la dulce brillantez de una estrella
Aparecen los Reyes Magos de Oriente.
El rey de reyes estaba por tanto en la humilde pesebre,
Nacido para ser nuestro amigo en todas nuestras pruebas.
Él conoce nuestras necesidades, no es extraño de nuestras debilidades
¡He aquí vuestro Rey! ¡Inclinaros humildes!
¡He aquí vuestro Rey! ¡Inclinaros humildes!
En verdad nos enseñó a amarnos unos a otros;
Su ley es amor y su Evangelio es la paz.
Las cadenas romperá porque el esclavo es nuestro hermano;
Y en su nombre toda opresión cesará.
Himnos dulces de la alegría en coros agradecidos nos elevaran,
Alabemos todos Su santo nombre.
¡Cristo es el Señor! A alabar su nombre para siempre,
¡Siempre proclamar su poder y gloria!
¡Siempre proclamar su poder y gloria!